Blog

Soluciones de ahorro en el gasto energético en el sector educativo, basadas en tecnología solar y soluciones tipo On-Site y PPA

UN AHORRO EN LA FACTURA DE LA LUZ DE HASTA UN 45%

Análisis y conclusiones del sector en base a un Estudio ofertado por Opengy, a una organización educativa que ha optado por modernizarse y aprovechar las posibilidades que ofrece hoy en día la tecnología fotovoltaica.

El sector educativo abre sus puertas a la modernización en el aspecto energético. Con unas instalaciones considerables (por regla general superan los 1.000 m2) y un servicio que debe estar operativo al máximo de sus posibilidades la mayor parte del año, los colegios se asoman al ahorro que las soluciones tipo On-Site y PPA posibilitan en otras industrias.

Además, siendo coherentes con su labor educativa, las escuelas se muestran concienciadas en la reducción de CO2 y otros gases de efecto invernadero; una motivación adicional a la hora de realizar inversiones en energías renovables y una manera perfecta para servir de ejemplo a sus alumnos.

Cada vez más sectores se interesan por la tecnología fotovoltaica esgrimiendo como principales ventajas la reducción del gasto y el precio de la energía eléctrica, la minimización de la volatilidad del precio de la energía y mejorar la huella de carbono, la independencia energética y, en consecuencia, la competitividad de las empresas.

Caso de Estudio

Un colegio madrileño solicitó a Opengy colaborar para que, conjuntamente, lograsen reducir los costes de la energía eléctrica consumida por sus instalaciones.

Con una superficie de 2.075 m2 y un consumo total de 93.866 kWh, el colegio solicitaba un proyecto que trabajase por la reducción de sus costes de energía eléctrica (13.794€) y la volatilidad de precios teniendo en cuenta una solución basada en energía renovable y limpia, que disminuyese su huella de carbono e impacto medioambiental.

Para entender mejor la distribución del gasto en la factura de la luz, se llevó a cabo un desglose de todos los conceptos que la componen:

 

Por ejemplo, en la imagen 1 podemos ver que el término de energía (barra azul oscura) representa más de 8.257 €/año sobre el total de la factura de la luz (13.794 €). Esto se traduce en que el consumidor está expuesto en esa medida al mercado eléctrico.

Como se muestra en la imagen 2, el término de energía (barra azul oscura) está a su vez compuesto por el propio precio de la energía cotizado en OMIE más el swap (sobreprecio por tener un precio fijo), el margen de la comercializadora, los peajes de acceso a la red, más otros costes del servicio eléctrico.

Con la instalación de una planta fotovoltaica para autoconsumo en un proyecto, se ahorra parte de energía auto consumida en la cuota, el término de energía y todos los conceptos que lo componen, minimizando además su vínculo con la volatilidad del mercado eléctrico y mejorando la huella de carbono

Tras realizar el análisis en profundidad del colegio y sus necesidades, Opengy planteó la instalación de una solución Solar Fotovoltaica conectada a la red interna del Consumidor, cuya energía generada fuese autoconsumida directamente y, en el caso de las instalaciones con excedentes, la generación sobrante pudiese ser inyectada a la Red y vendida a precio de mercado.

Soluciones fotovoltaicas

En su propuesta Opengy elaboró un estudio en el que, teniendo en cuenta diferentes factores como el ahorro, los ingresos o los costes de mantenimiento, analiza y propone dos soluciones de Autoconsumo On-Site: Rentabilidad (20 KWp) y Ahorro (50 KWp).

En el caso de la opción Rentabilidad se dimensiona la instalación solar para que la mayor parte de la energía eléctrica generada se autoconsuma de forma instantánea y no haya sobrantes.

Por su parte, en la planta fotovoltaica la opción de Ahorro se dimensiona la instalación solar con la potencia máxima disponible, teniendo en cuenta los limitantes de espacio, para generar la mayor cantidad de energía posible y conseguir un ahorro del 41% en la factura de la luz pasados 25 años.

Además, la solución Ahorro es la que presenta mejores números en cuanto a la reducción de emisiones de CO2 con una estimación de 25 toneladas/año, por las 10 toneladas/año de la solución Rentabilidad. Cifras que consolidan su instalación como la más rentable y limpia de entre las dos estudiadas.

En cuanto a la realización del proyecto, Opengy propuso la ejecución de un contrato PPA On-Site que supusiese la compraventa de energía a largo plazo con precio fijado, por una cantidad de energía determinada y con 2 años de garantía sobre los trabajos de montaje.